EL PERRO, ¿DESDE CUÁNDO ES UN PERRO DOMÉSTICO?

EL PERRO, ¿DESDE CUÁNDO ES UN PERRO DOMÉSTICO?

 

Paleontólogos y arqueólogos determinan que, hace unos 60 millones de años, un pequeño mamífero parecido a una comadreja vivía en los alrededores de lo que ahora son partes de Asia. Se llamaba Miacis, el género que se convirtió en el antepasado de los animales conocidos hoy como cánidos: perros, chacales, lobos y zorros. El Miacis no dejó descendientes directos, pero de él evolucionaron cánidos parecidos a los perros.

Hace unos 30 o 40 millones de años, Miacis había evolucionado en el primer perro, es decir, el Cynodictis. Este era un animal de tamaño mediano, más largo que alto, con una cola larga y un pelaje bastante cepillado. A lo largo de los milenios, Cynodictis dio lugar a dos ramas, una en África y la otra en Eurasia. La rama euroasiática se llamó Tomarctus y es el ancestro común de los lobos, perros y zorros. 

La domesticación del perro

Hace casi 20 000 años, los lobos eran peligrosos para los humanos. Probablemente su relación fuera más de vigilancia para evitar ser devorados que de amistad como lo es ahora. Sin embargo, con el paso de los años la domesticación de los antiguos cazadores-recolectores convirtieron a los perros en sus fieles compañeros y mascotas de la casa. 

El momento y la ubicación de la domesticación del perro es menos claro y ha sido un tema de debate significativo, pero existe una fuerte evidencia genética de que los primeros eventos de domesticación ocurrieron en algún lugar de Asia Central antes de hace 15 000 años.

Sin embargo, algunos estudios genéticos han sugerido que los lobos fueron domesticados hace 16 300 años para servir como ganado en China; e, incluso, otros estudios genéticos han sugerido que la domesticación de perros comenzó hace más de 18 000 años en Europa. Según Robert Wayne, profesor de ecología y biología evolutiva de la UCLA y autor principal de una de estas investigaciones, publicada en 2013 en Nature: “Encontramos que en lugar de que los actuales lobos estuvieran más cerca de los perros domésticos, los antiguos lobos europeos estaban directamente relacionados con ellos. Esto hace que el registro genético concuerde con el registro arqueológico. Europa es donde se encuentran los perros más viejos”.

Para llegar a esta conclusión los investigadores estudiaron el ADN mitocondrial de los animales, muy abundante en los restos antiguos encontrados. Comparando este ADN antiguo con los genomas modernos de 77 perros domésticos, 49 lobos y cuatro coyotes los investigadores llegaron a la conclusión de que se agrupaban genéticamente con los antiguos lobos o perros europeos, no con los lobos modernos de ninguna parte del mundo. Así pues, los perros proceden genéticamente de los lobos antiguos que poblaban Europa y que ahora están extintos.

Los primeros carnívoros domesticados

“El lobo fue la primera especie domesticada y la única de los grandes carnívoros que el ser humano ha domesticado nunca” explicó el propio Wayne. Pero, ¿cómo llegaron a ser compañeros inseparables los carnívoros lobos y los antiguos cazadores recolectores de Europa?

Según la investigación es posible que los lobos se aprovecharan de los cadáveres de los animales que comían los cazadores recolectores y que, con el paso del tiempo, se acercaran cada vez más a ellos. Esta idea permite explicar la divergencia genética entre los perros y los lobos. Aquellos que seguían a los humanos aprovechaban las migraciones de los mismos, renunciando a su territorialidad y, por tanto, reduciendo las posibilidades de reproducirse con lobos territoriales.

De hecho, existe un ejemplo en la actualidad de este proceso. La única población migratoria de lobos que se conoce en la tundra y los bosques boreales de América del Norte sigue al caribú (una especie de reno) en su migración de mil kilómetros. “Cuando estos lobos vuelven de la tundra a los bosques boreales durante el inverno no se reproducen con los lobos residentes que nunca migran” explica el mismo investigador. “Creemos que es un modelo de domesticación y reproducción divergente de los lobos salvajes y los primeros perros”.

Otras estimaciones

También se sospecha que los perros que datan de hace unos 12.000 a 14.000 años procedían de una pequeña estirpe de lobo gris que habitaba lo que hoy es India. A partir de entonces, este lobo, conocido como Canis lupus pallipes, se distribuyó ampliamente por Europa, Asia y América del Norte.

Sin embargo, un estudio genético que comparó el ADN de perros y lobos que habitan áreas que se cree que fueron centros de domesticación de perros sugiere que los perros y los lobos modernos pertenecen a linajes separados que comparten un ancestro común. También es posible que algunos de los perros de hoy no sean descendientes del lobo sino del chacal.

Estos perros, que se encuentran en África, podrían haber dado lugar a algunas de las razas africanas nativas actuales. Otro estudio genético que examinó la migración de perros a las Américas reveló evidencia de que los perros no acompañaron a los primeros humanos a las Américas hasta hace solo 10 000 años.

 

Info.MuyInteresante

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: