EL PRI NO HIZO SUYO A CANDIDATO DE LUJO

EL PRI NO HIZO SUYO A CANDIDATO DE LUJO

Con dos semanas al frente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a casi un mes de la derrota electoral, Claudia Ruiz Massieu considera que no fue un error abrir el partido a las candidaturas ciudadanas. Y reconoce: “José Antonio Meade era un candidato de lujo, pero el tricolor no lo hizo suyo”.

Ante la estrechez económica que se avecina y la presión por el pago de créditos bancarios, la dirigente priísta informa que pidió a un grupo de expertos diseñar un programa para que el partido genere recursos propios.

En entrevista con La Jornada, anticipa que aun como partido político minoritario, el PRI será una oposición responsable ante Andrés Manuel López Obrador, aunque en el caso de la figura de delegados en las entidades, advierte que se vigilará que no se violente el federalismo.

Ruiz Massieu, quien también será senadora a partir de septiembre, señala que el tricolor ha entrado en un proceso de reflexión, que llevará un año. “Es una revisión total. Lo que funcionó bien, que siga, pero lo que se agotó hay que replantearlo”, resalta.

-¿Hacia dónde debe ir la reforma del partido? René Juárez ha dicho que debe ser del tamaño de la pasada derrota.

-El PRI sigue siendo nacional. Está vivo y en transformación. Tenemos que redefinir el partido que queremos ser, cómo hacer política, estar más cerca de la gente, ser más eficientes. Hay que construir partido, no sólo en elecciones. Es una revisión total del tricolor.

-¿Y una asamblea nacional?

-En función de los consensos veremos qué órgano instrumenta (los cambios), el Consejo Político Nacional o la Comisión Política Permanente. Habrá puntos que ameriten una asamblea.

“No sabemos las conclusiones a las que llegaremos. Tendremos que adaptarnos a la circunstancia y diseñar una nueva hoja de ruta, que responda a la realidad.”

-¿Qué evaluación tiene de los proyectos de López Obrador?

-Todavía no vemos el alcance de las ideas que ha planteado. Nos preocupa la eventual descentralización, que entorpezca funciones del gobierno y servicios a la ciudadanía; debe estar bien diseñada e instrumentada.

“No sabemos cómo piensa instrumentarla el próximo gobierno, como tampoco las superdelegaciones unificadas, su naturaleza, si los encargados serán delegados administrativos o políticos.

“Para nosotros, el sistema federal es fundamental, no es una política pública que se pueda cambiar por el deseo de un gobierno. Está expresado en la Constitución, tiene alcances y componentes muy precisos. Vamos a esperar que no vulneren el sistema federal, al que defenderemos con plena convicción.

“El PRI siempre piensa en México, pero evaluará cada propuesta del futuro gobierno, en sus méritos específicos”, señala.

-¿Qué responde a los priístas que dicen que Meade no aportó un solo voto al PRI?

-El PRI no pudo concitar una mayoría que respaldara nuestra propuesta. La reflexión es para responder, más allá de la coyuntura, por qué obtuvimos este resultado.

“Hay otras cuestiones ligadas al proceso. Perdimos competitividad desde hace algunas elecciones. Debemos ver las causas más atrás, lo relacionado con nuestra propia organización, la lejanía con la militancia y aun la coyuntura internacional: en el mundo hay una tendencia a respaldar propuestas antisistémicas.

“Circunscribir el resultado a una estrategia sería quedarnos cortos.”

-¿Coincide con Emilio Gamboa, que el PRI se dio un balazo en el pie al reformar sus estatutos para darle a Meade la candidatura?

-El reto que no solventamos fue lograr que el PRI hiciera totalmente suyo un proyecto de alguien que no militaba en el partido.

-En 2000 los gobernadores asumieron el papel de eje articulador del partido, al quedarse sin presidente de la República. ¿Puede repetirse ese modelo o debe el PRI conducirse a sí mismo?

-Creo que el partido debe ser el eje articulador.

“Los gobernadores son centrales en el partido, son los jefes políticos en los estados donde gobiernan, pero el reto es articularnos todos con una visión compartida, una voz consistente, para fortalecernos ante esta realidad que no habíamos vivido.”

-¿Cómo evalúa la propuesta de Morena para recortar el financiamiento a los partidos?

-Vamos a estudiarla. El tema es que el sistema democrático y electoral cueste menos. La democracia es cara y debe verse de manera integral y estamos listos para entrar a ese debate.

“Tenemos que aprender a hacer política con menos fondos y más cercanos a la gente. Parte fundamental del sistema electoral es que el financiamiento público dé oportunidad a todas las fuerzas políticas de tener un monto mínimo de recursos.

“El que nuestro sistema haya privilegiado el fondeo público permite a los partidos más pequeños desarrollar sus actividades y dar certidumbre a la ciudadanía sobre el origen de los recursos.

“Sí al financiamiento a los partidos, pero que se racionalicen los recursos.”

-¿Desaparecerá el PRI o puede remontar e incluso recuperar la Presidencia?

-El PRI está vivo. Los que nos dedicamos a esto sabemos que, en política, nadie gana para siempre ni pierde para siempre.

INFO/ CUBO NOTICIAS

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: