EL TOP DE LAS NUEVAS ESPECIES DEL 2018

EL TOP DE LAS NUEVAS ESPECIES DEL 2018

Como cada año, el Instituto Internacional para la Exploración de Especies del Colegio de Ciencias ambientales y Forestales de la Universidad Estatal de Nueva York (ESF) publica su particular selección de las especies más curiosas recién descubiertas. Una oportunidad fantástica para poner en valor la asombrosa biodiversidad de nuestro planeta.

“Cada año nombramos cerca de 18.000 nuevas especies, pero creemos que también se están extinguiendo otras 20.000 especies anuales. Muchas de ellas, si no las encontramos, describimos y nombramos ahora, se perderán para siempre”, explica Quentin Wheeler, presidente del ESF. “Estos hallazgos pueden enseñarnos mucho sobre la complejidad de los ecosistemas y sobre la historia evolutiva de nuestro planeta”.

Este año, la lista incluye un árbol majestuoso, un simio muy raro y hasta los restos de un fósil marsupial que vagaba por Australia a finales del Oligoceno. Además, las nuevas especies provienen de países de todo el mundo: Brasil, Costa Rica, Sumatra, las Islas Canarias, Japón, Australia y China. Además, una de ellas fue encontrada en un acuario en los Estados Unidos: se desconoce su origen en la naturaleza.

¡Vamos a descubrirla!

El protista bailarín

Ancoracysta twista es el nombre del pequeño organismo unicelular descubierto en un acuario de San Diego, California, y que tiene el honor de encabezar la lista. La razón: debido a sus características, esta diminuta especie no se puede incluir dentro de ningún grupo de protistas conocido anteriormente, y parece que pertenece a un antiguo linaje de eucariotas con un ADN mitocondrial  extraordinariamente rico. El estudio de sus genes promete, pues quizás ayude a los científicos a comprender mejor la evolución de los organismos eucariotas más primitivos.

Foto: Denis V. Tiknonenkov

Un cajón desastre de organismos con núcleo celular

De hecho, el reino de los protistas es una especie de “cajón desastre” en el que se incluye a todos los organismos eucariotas – aquellos con el material genético envuelto en una membrana nuclear- que no encajan en otros reinos (hongos, animales y plantas), por lo que A. twista y sus extrañas características no son una excepción en dicho grupo.

Y no nos dejemos engañar por su diminuto tamaño: estamos hablando de un depredador muy sofisticado, que usa su flagelo a modo de látigo para propulsarse (su nombre hace referencia, de hecho, a la forma de moverse) y tiene un orgánulo similar a un arpón que utiliza para inmovilizar a otros protistas de los que se alimenta.

Foto: Denis V. Tiknonenkov

El coloso brasileño

Dinizia jueirana-facao mide 40 metros y su peso se ha estimado en unas 56 toneladas. Lo más sorprendente de todo esto es que se trata del “hermano pequeño”, pues la otra especie que se conoce del género Dinizia es aún mayor. Los únicos ejemplares de Dinizia jueirana-facao que se conocen – tan solo 25 individuos- se encuentran en los márgenes de la Reserva Natural Vale en Espírito Santo (Brasil).

Foto: Gwilym P. Lewis

 

Enormes frutos

Los frutos de este coloso son también impresionantes, pues hablamos de vainas de hasta medio metro de largo. El bosqueen el que habita es el hogar de más de 2.000 especies de vertebrados, y se estima que más de la mitad de las especies amenazadas de Brasil también habitan en esta reserva, con un área cada vez más pequeña y fragmentada pero cuya conservación será crítica para la preservación de esta y otras especies.

Foto: Gwilym P. Lewis

Un icono de los mares del sur

Volvemos al reino de lo diminuto para conocer a Epimeria quasimodo, cuyo nombre hace referencia al personaje de Víctor Hugo y a su enorme joroba. Se trata de una de las 26 especies de anfípodos del género Epimeria que viven en el Océano Austral. Este género es todo un icono en los mares del sur, pues agrupa a muy diferentes especies de colores vivos y llamativas estructuras morfológicas que incluye tanto a depredadores que nadan libremente como a organismos sésiles que se alimentan mediante la filtración del agua.

Foto: Cédric d’Udekem d’Acoz, copyright Royal Belgian Institute of Natural Sciences

La tercera especie de orangután

Los orangutanes son los únicos grandes simios que habitan en el continente asiático, y hasta ahora se distinguían dos especies: el de Sumatra (Pongo abelii) y el de Borneo (P. pygmaeus). Bueno, pues desde ahora ya tenemos una especie más: P.tapanuliensis. No es que se haya encontrado un nuevo grupo de orangutanes desconocido hasta ahora, sino que un equipo de investigadores se puso a examinar con lupa las características de una pequeña población aislada en el límite meridional del rango de distribución de los orangutanes de Sumatra, en Batang Toru, y concluyó que se trata de una especie distinta. La evidencia genómica sugiere que, mientras que las especies del norte de Sumatra y Borneo se separaron hace unos 674.000 años, esta especie del sur de Sumatra lo hizo mucho antes, hace más de tres millones de años.

Foto: Andrew Walmsley

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: