El índice de letalidad de un padecimiento se entiende como el porcentaje de personas que fallecen del total que enferman.

El indicador a nivel nacional es del 11 por ciento, que es la cifra más alta de América Latina, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal.