ENFERMOS MENTALES DE “EL BATÁN”, FUERON ECADENADOS: HWR

ENFERMOS MENTALES DE “EL BATÁN”, FUERON ECADENADOS: HWR

 

PUEBLA.- La organización Human Rights Watch (HRW) documentó casos de encadenamiento en hospitales psiquiátricos y centros de atención de enfermedades psicosociales de 60 países, incluyendo un caso en Puebla donde un paciente reconoció su experiencia en el hospital “Dr. Rafael Serrano”, mejor conocido como El Batán.

Así se da a conocer en el informe “Viviendo encadenados: El uso de cadenas en personas con discapacidades psicosociales en todo el mundo”, de HRW, el cual da a conocer el testimonio de un hombre de 41 años de edad que en 2018 estuvo encadenado durante más de dos semanas en ese hospital.

“En México, Felipe Orozco, un hombre de 41 años, dijo a Human Rights Watch que lo habían hospitalizado cinco veces porque padecía una enfermedad mental. Dijo que en una ocasión en 2018 profesionales de la salud mental del hospital psiquiátrico ‘Dr. Rafael Serrano’ de Puebla lo encadenaron desnudo, con un candado, durante las noches durante dos semanas y media y lo obligaron a defecar y orinar en su cama”, dice el testimonio dentro del informe

La víctima explicó a HRW que “tenía miedo de que alguien me atacara durante las noches, sin poder defenderme por estar encadenado”, como parte de las secuelas que sufrió tras haber estado encadenado en una de las habitaciones de este hospital psiquiátrico ubicado en la colonia La Joya, de Puebla capital.

El caso de Puebla es uno de los dos que pudo documentar HRW en México, que recogió el testimonio de Esther, una mujer de 37 años de edad que tenía una enfermedad psicosocial pero estuvo encadenada dentro de la casa de sus padres desde que fue una niña, por lo que su caso no fue documentado por las autoridades de gobierno.

“Esther, de 37 años, una mujer con discapacidad psicosocial que vivía con sus padres en una comunidad rural en Apodaca, Nuevo León, en el noreste de México, fue encadenada desde que era niña. A pesar de haber estado encadenada la mayor parte de su vida, su caso nunca fue contado ni incluido en los datos del gobierno porque es una práctica que permanece invisible y oculta, incluso para los vecinos, la comunidad local y las autoridades”, señala HRW.

El informe agrega que en México la organización Disability Rights International documentó a niños con discapacidades psicosociales en jaulas o atados con vendajes, completamente envueltos en vendas, cinta adhesiva o ropa, como momias, situación que provocó que una persona muriera mientras estaba atada y encerrada en uno de los baños, que se utilizó como sala de aislamiento.

El informe de HRW destaca que estas violaciones son penadas pues México es uno de los países latinoamericanos que forman parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y del Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

HRW encontró evidencias de encadenamiento en 60 países de Asia, África, Europa, Medio Oriente y América, con testimonios recopilados por 16 investigadores principalmente en Afganistán, Burkina Faso, Camboya, Ghana, Indonesia, Kenia, Liberia, México, Mozambique, Nigeria, Sierra Leona, Palestina, Rusia, el autodeclarado estado independiente de Somalilandia, Sudán del Sur y Yemen.

 

info.e-consulta

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: