FRACASA PLAN PARA CONECTAR A LA POLICÍA Y TRANSPORTISTAS DE PUEBLA

FRACASA PLAN PARA CONECTAR A LA POLICÍA Y TRANSPORTISTAS DE PUEBLA

La falta de un análisis previo sobre la capacidad técnica del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5) provocó el fracaso de la conexión vía internet de las unidades del transporte público en Puebla a este complejo de seguridad pública para denunciar delitos, plan que el gobierno estatal presumió a cambio de autorizar un aumento a la tarifa del pasaje.

En el estado hay 36 mil concesionarios del transporte público pero solo están activos unos 17 mil, y de estos apenas 400, que equivalen al 2.3 por ciento, equiparon sus unidades tecnológicamente para conectarse al C5 a fin de enviar mensajes de alerta si eran víctimas de asalto o imágenes de las videocámaras que también instalaron.

Sin embargo, la capacidad técnica de ese centro de comando no fue capaz de soportar ni las 400 señales de las unidades que sí cumplieron con el compromiso.

El fracaso del proyecto fue reconocido durante la semana que termina por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien ofreció una investigación sobre las causas que provocaron que la estrategia que encargó a la Secretaría de Movilidad y Transportes no pueda llevarse a cabo.

 

Sin capacidad

En octubre pasado, el gobierno poblano autorizó un aumento de 2.5 pesos a la tarifa del transporte público a cambio de una serie de compromisos de los concesionarios, entre los que destacó la modernización de sus unidades.

Ese proceso incluía la colocación de localizadores satelitales GPScámaras de videovigilancia y botones de pánico que estarían conectados con el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5), para evitar los constantes asaltos a las unidades.

Integrantes de la Unión de Transportistas de Puebla indicaron que de los 17 mil concesionarios activos que hay en el estado, solo unos 400 instalaron un localizador satelital, las cámaras y el botón de pánico, además contrataron a un proveedor de internet para que la señal pudiera ser transmitida al C5.

Pese a contar con el servicio, las señales no pudieron ser recibidas por el C5 debido a que no tenía la capacidad tecnológica para ello.

Los concesionarios indicaron que sostuvieron reuniones con el ayuntamiento de Puebla a fin de revisar si la conexión era posible con el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI), pero tampoco pudo realizarse.

El proyecto también carecía de un centro de denuncias o alguna área que recibiera y atendiera los llamados de auxilio que se realizarían a través de los botones de alerta, pues no se aclaró si estos serían directamente respondidos por la Fiscalía General del Estado (FGE).

 

Empresa concentró conexiones

La mayoría de los 400 concesionarios contrataron el servicio de internet y recepción de la señal de los botones de pánico con la empresa WebMaps S.A. de C.V., que de acuerdo con su portal electrónico, fue fundada en 2008 y se encuentra en el Estado de México, pero no figura en el Registro Público del Comercio.

La Secretaría de Movilidad y Transportes avaló a las siguientes empresas para que los concesionarios pudieran adquirir su equipamiento, pues contaban con la tecnología requerida: Advensys, Cerberus, Conegte, Locator, Lo Jack, Lab de Software y Sist Mov Movi, MT Networks, Smart Tracker, Safe Track, World Cam W Red.

 

Planean alternativa

Los transportistas indicaron que ahora se planea un nuevo proyecto con el director de Inspección y Vigilancia de la dependencia, Eduardo Vergara López, en el que los botones de pánico y los localizadores satelitales serían operados por las empresas automotrices que, al comprar un vehículo, ofrecen esos servicios.

Ellas serían las encargadas de enlazar las llamadas con las autoridades de seguridad pública municipal o estatal y así se atenderían los pedidos de auxilio.

De esa forma, se aprovecharía el servicio que ya ofrecen las empresas automotrices y los transportistas ya no tendrían que gastar los 400 pesos mensuales que cuesta el servicio de internet para conectarse al C5.

Respecto a las cámaras de videovigilancia, estas permanecerían pero sin conexión con alguna autoridad y solo servirían como respaldo en caso de que se tenga que realizar alguna investigación.

El proyecto ya ha sido consensado con el gobierno del estado, pero se está a la espera de que sea aprobado.

INFO/ECONSULTA

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: