NO: EL PEZ REMO QUE APARECIÓ EN MÉXICO NO SIGNIFICA QUE HABRÁ UN TERREMOTO

NO: EL PEZ REMO QUE APARECIÓ EN MÉXICO NO SIGNIFICA QUE HABRÁ UN TERREMOTO

El avistamiento de un pez remo en las costas de México provocó nerviosismo en la población, pero ningún animal ni instrumento humano puede predecir cuándo será el siguiente sismo.

En los últimos días, al menos un par de peces remo han aparecido en las playas de La Paz, Baja California Sur. Aunque se trata de una especie que se distribuye en casi todo el mundo, es difícil encontrarlo a una baja profundidad y cuando ocurre, el folklore popular vincula su aparición con desastres naturales como terremotos y tsunamis.

El pez remo gigante (regalecus glesne) es una especie peculiar: su forma alargada puede alcanzar hasta once metros y sus pequeñas aletas que culminan en una cresta roja han alimentado historias que consideran su presencia como un mal augurio.

Su hábitat natural es la zona mesopelágica del océano, una región ubicada entre los 200 y los mil metros de profundidad. Se trata de un espacio tranquilo fuera del alcance de cualquier actividad humana, donde la luz es cada vez menor y abundan los calamares, medusas y otro tipo de fauna marina poco común.

Según un mito japonés, el pez remo emerge de las profundidades y alcanza las costas cada vez que se aproxima un terremoto. Sin embargo, no existe relación alguna entre el avistamiento de esta especie y los movimientos de las placas tectónicas que causan los sismos.

Este mito cobró fama después de los terremotos de la última década que azotaron Japón y sus ecos han llegado hasta México, donde ha sido avistado durante el último mes en Cozumel y el Mar de Cortés.

RECUERDA: LOS SISMOS NO SE PUEDEN PREDECIR

Los mitos alrededor de la predicción de los sismos son muy populares porque aportan explicaciones que parten del pensamiento mágico para explicar un desastre natural.

Las teorías que vinculan a los eclipses, el clima solar, alguna temporalidad (por ejemplo, el mes de septiembre), el calor o la aparición de cualquier especie con los temblores pueden crear una sensación de seguridad ante el temor que provocan los sismos, pero no tienen ninguna aplicación en la realidad.

La sismología es una rama de la geofísica que se encarga de estudiar la tectónica de placas y los movimientos que provocan los temblores. Gracias al desarrollo de esta ciencia, hoy contamos con un sistema de alertamiento sísmico que permite conocer con algunos segundos de anticipación si un sismo fuerte se aproxima a una población en riesgo.

Pero ninguna persona, ni animal puede saber exactamente cuándo y dónde ocurrirá el próximo terremoto.

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: