Este jueves despegó el nuevo robot de la NASA, Perseverance desde Cabo Cañaveral en Florida en dirección a Marte. La misión del robot es encontrar rastros de vida antigua sobre la superficie del planeta.

Perseverance fue lanzado en el enorme cohete Atlas V desde la plataforma de lanzamiento 41 del Centro Espacial Cabo Kennedy de la NASA. Esta misión tenía que realizarse en este periodo del año, pues es cuando el planeta Tierra y Marte tienen una alineación adecuada, de manera que el viaje es más barato que en otro momento.

El robot está diseñado para estudiar el planeta, por lo tanto es un complejo laboratorio que tiene siete instrumentos científicos y un brazo robótico de dos metros. Además, tiene un segundo “cerebro” que lo ayudará a determinar de manera autónoma cuál es el lugar más seguro para aterrizar.

Perseverance es del tamaño de un pequeño vehículo, tiene seis ruedas y mantiene las mismas dimensiones de su predecesor, el robot Curiosity. Tiene 23 cámaras y dos micrófonos para escuchar los ruidos del planeta que analizará. Entre sus instrumentos, destacan dos láseres y un equipo de rayos X que lo ayudarán a analizar la composición química y molecular de las rocas, así como identificar compuestos orgánicos.

La misión Mars 2020 es la más ambiciosa a Marte; se espera que Perseverance aterrice el día 18 de febrero del 2021, en el cráter Jezero del planeta rojo, lugar donde había un río hace 3 mil 500 millones de años. Desde esta perspectiva, los científicos esperan encontrar fósiles de bacterias o de otros microbios, en las muestras que recolecte el robot, para confirmar que existió vida en Marte.