PODRÍAN SER SEÑAL DE ENFERMEDADES GRAVES LAS SIESTAS RECURRENTES

PODRÍAN SER SEÑAL DE ENFERMEDADES GRAVES LAS SIESTAS RECURRENTES

 

CIENCIA.- Muchas personas ven en las siestas uno de los grandes placeres que existen y uno de los mejores momentos de su día. No hay duda de que tienen beneficios, sin embargo, un reciente estudio nos dio a conocer algunas de las consecuencuas de las siestas frecuentes. Éstas estarían relacionadas con un mayor riesgo de hipertensión e ictus. Revisemos lo que hay detrás de esto.

Un análisis de 358.451 registros anónimos del Biobanco del Reino Unido reveló la relación entre las siestas frecuentes y las enfermedades ya mencionadas, lo que sugiere que puede ser más que una coincidencia.

La base de datos cuenta con información de más de 500.000 habitantes del Reino Unido de entre 40 y 69 años de los años 2006 y 2010, que proporcionaron muestras y actualizaciones sobre su salud.

También hubo una encuesta sobre la siesta diurna realizada por algunos de los participantes del Biobanco; esta encuesta tuvo lugar cuatro veces entre 2010 y 2019.

Sin embargo, al tratarse de un estudio de correlación, las cifras no implican necesariamente que la culpa de las enfermedades sean las propias siestas frecuentes. Los malos patrones de sueño, podrían ser los máximos responsables de ello.

“Estos resultados son especialmente interesantes, ya que millones de personas podrían disfrutar de una siesta regular, o incluso diaria”, afirma el anestesista E Wang, del Hospital Xiangya de la Universidad Central del Sur, en China.

La relación que se encontró

Estudios anteriores señalan una posible relación entre la siesta diurna y la hipertensión y, por extensión, el ictus, una de sus principales complicaciones. De hecho, la siesta de un solo día puede coincidir con un aumento del riesgo de hipertensión e ictus.

La hipertensión, una presión arterial alta y persistente, es una de las principales causas de muerte prematura, y el ictus puede provocar una discapacidad grave y prolongada.

De los datos ya mencionados del Biobanco, los investigadores excluyeron a cualquier individuo que ya tuviera presión arterial alta, o que hubiera sufrido un accidente cerebrovascular, antes del comienzo del estudio.

Esto dejó un total de 358.451 personas cuya información sanitaria contribuyó al estudio, incluyendo 50.507 incidentes de hipertensión y 4.333 incidentes de ictus.

consecuencias de las siestas para la salud

Hombres fumadores y bebedores recurrentes

Esta amplia muestra reveló datos que llamaron la atención de los expertos: la mayoría de los que tomaban siestas con regularidad eran hombres que fumaban, bebían a diario, tenían niveles de educación e ingresos más bajos y declaraban tener insomnio y roncar con frecuencia.

Estas personas que dormían regularmente tenían un riesgo de hipertensión un 12% mayor que las que no dormían la siesta nunca junto con un 24% más de riesgo de accidente cerebrovascular.

Este riesgo era mayor en los participantes menores de 60 años, cuyo riesgo de hipertensión era del 20 por ciento, frente al 10 por ciento de los mayores de 60 años.

Síntomas del mismo problema subyacente

El aumento de la frecuencia de las siestas en una sola categoría en la encuesta -por ejemplo, de nunca a veces- aumentó el riesgo de hipertensión en un 40 por ciento. Los resultados llevan a pensar  a los especialistas que las siestas y la hipertensión podrían ser síntomas del mismo problema subyacente.

“Aunque dormir la siesta en sí mismo no es perjudicial, muchas personas que lo hacen pueden hacerlo porque duermen mal por la noche. Dormir mal por la noche se asocia con una peor salud, y las siestas no son suficientes para compensar eso”, dijo el psicólogo clínico y experto en sueño Michael Grandner, de la Universidad de Arizona, que no participó en la investigación.

 

Info.MuyInteresante

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: