“PRECIOS ALTOS” TRAS DESABASTO DE MEDICAMENTOS EN MÉXICO,PUEBLA Y TEHUACÁN ANTE COVID-19

“PRECIOS ALTOS” TRAS DESABASTO DE MEDICAMENTOS EN MÉXICO,PUEBLA Y TEHUACÁN ANTE COVID-19

Debido a la contingencia sanitaria que se vive por la pandemia de COVID-19, en México,Puebla y la Ciudad de Tehuacán, los medicamentos y el material de curación presentan la mayor alza en 20 años, existe el desabasto de algunas medicamentos necesarios para el tratamiento contra el coranavirus.

En junio, el alcohol, algodón, jeringas, gasas, tela adhesiva y otros ocho productos comunes en el botiquín de los hogares mexicanos y para primeros auxilios fueron los que más se encarecieron.

En el caso de Puebla existe un desabasto de anticoagulantes con precios altos, en el caso de Tehuacán cuenta con pocos insumos para tratar el coronavirus ya sea de forma particular o hospitales covid-19

Al mismo tiempo se une el desabasto de insumos de protección para el personal del hospitales covid-19 en la ciudad de Tehuacán.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), en Querétaro, por ejemplo, el precio de estos bienes se disparó 50.4 por ciento, en Tabasco, 47.9 por ciento, y en Durango, 36 por ciento, siendo los casos más críticos.

En el caso de los antibióticos, Nayarit es el estado más afectado con 19 por ciento, Estados de México con 17.8 por ciento y Morelos con 13.5 por ciento. Los analgésicos aumentaron su costo en Guanajuato (15.2 por ciento), Yucatán (14.2 por ciento) y Sinaloa (13.5) por ciento.

La irrupción del COVID-19 en la cadena de fabricación y distribución está detrás del alza de precios en los medicamentos, señaló Jesús Granados Campos, presidente del sector de fabricantes de dispositivos médicos y material de curación de la Canacintra.

Comentó que los laboratorios dependen de las materias que se importan, especialmente de China, epicentro del virus y donde se frenó la cadena productiva para evitar su propagación, lo que ocasionó el incumplimiento de entregas y escasez de artículos.

Explicó que hay otros fármacos que se compraron del exterior hace dos o tres meses, cuando el dólar rondaba los 25 pesos por unidad, efecto que también se traslada al precio final del consumidor.

Granados Campos indicó que el alza puede llegar a su fin porque las fábricas en China reanudaron operaciones, pero dependerá de la demanda, los procesos de producción y del tipo de cambio, que aún es elevado, al situarse en 23 pesos.

 

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: