En norte y poniente del territorio tlaxcalteca aumenta la erosión de la tierra; desaparecen 450 hectáreas de agua