¡Trompetas en el cielo! En tiempos de Cuarentena CIELOMOTOS

¡Trompetas en el cielo! En tiempos de Cuarentena CIELOMOTOS

Internacional.-En medio de la cuarentena obligatoria decretada en gran parte del mundo por el coronavirus, una serie de sonidos tipo trompetas o zumbidos provenientes del cielo comenzó a llamar la atención. Y se trató nada menos que de un fenómeno atmosférico conocido “cielomoto”.

Los terremotos ya de por sí sorprenden a todos aquellos que están en la zona de influencia, pero aquellos que llegan desde el cielo con fuertes estruendos y hasta pueden causar temblores, logran causar una sensación capaz de ir del asombro al pánico.

“Cielomotos”, “Brontidi”, “Skyquakes”, “Ruidos Moodus” o “Armas Séneca” son algunos de los nombres elegidos para bautizar a estos terremotos del cielo. Así como abundan muchas formas para designarlos, hay tantas explicaciones posibles aunque ninguna científicamente aceptada del todo.

Mirá también

La NASA explica qué es el “cielomoto”, los sonidos de trompetas y zumbidos que se escucharon en el cielo

La explicación científica que concentra más apoyo, incluso por expertos de la NASA​, tiene que ver con el choque de masas en la atmósfera. El aire, al estar formado por una mezcla de gases que se calientan y cuyas partículas se dilatan, aumenta su volumen, y desplaza hacia afuera a los demás gases.

Como el aumento de temperatura es tan grande en tan poco tiempo, el movimiento del aire resulta extremadamente violento, generando una onda de choque. Lo que en definitiva provoca esos llamativos sonidos provenientes del cielo

Los cielomotos se pueden formar en cualquier parte del mundo, pero América del SurAustralia y Estados Unidos han sido los últimos en poder vivirlos. Al tratarse de regiones costeras, comienza a sumar puntos otra explicación del cambio atmosférico, y que tiene más que ver con el choque de las olas contra los acantilados.

¿Qué argumenta esta versión? “El ruido que genera se puede deber al metano que liberan unos cristales del fondo del océano. Con la combustión, este es un gas que podría producir un gran estruendo”, sentencia el portal Meteorología en la Red.

La gente alrededor del mundo no para de asombrarse con algunos fenómenos en el cielo.

La gente alrededor del mundo no para de asombrarse con algunos fenómenos en el cielo.

Además surgen otras teorías del origen, que incluso podrían pensarse como disparatadas, como aviones supersónicos que rompen la barrera del sonido o el estallido de un meteorito en la atmósfera.

Ambas, sin embargo, han sido desestimadas sistemáticamente por los expertos. Por un lado, niegan que el sonido de los cielomotos sea parecido al de los mencionados aviones. Y por el otro, cuando los meteoritos procedentes del espacio exterior ingresan en la atmósfera dejan un destello de luz brillante. Los cielomotos no desprenden ningún tipo de luz.

Por otro lado, resulta sumamente complicado hablar de una frecuencia determinada a la hora de ciertos fenómenos que analiza la meteorología. Pero lo cierto es que hay registros de cielomotos desde principios del siglo XIX, según explica la BBC.

Según refleja también el portal, allá por 1829 un grupo de colonizadores en Nueva Gales del Sur (en Australia) escribió en su bitácora de viaje: ”A eso de las 3 de la tarde, el Sr. Hume y yo estábamos escribiendo una carta sobre el suelo. El día había sido bueno, sin una nube en el cielo ni la más leve brisa. Repentinamente escuchamos lo que parecía ser la detonación de un cañón a una distancia de cinco a seis millas. No era el sonido hueco de una explosión terrestre, ni el sonido producido por un árbol que cae, sino el sonido clásico de una pieza de artillería”.

Mirá también

La NASA advierte que un asteroide se aproxima a la Tierra, en caso de impactarla destruiría nuestro planeta

Irlanda ha manifestado su inquietud por este fenómeno por haberlo atravesado en reiteradas oportunidades. Y en la década del ’70 los cielomotos incluso pasaron a ser un tema tan importante en Estados Unidos, que el presidente Jimmy Carter ordenó una investigación.

Pero aparecen más registros: el 9 de febrero de 1994, uno se dejó sentir en Pittsburgh (Estados Unidos). Y el 12 de enero de 2004, otro hizo estremecerse a Dover (estado de Delaware). Y también el 20 de octubre del 2006, los pueblos entre Cornualles y Devon (Reino Unido), se conmovieron con unas ”misteriosas explosiones”.

Más acá en el tiempo, más precisamente a durante la madrugada del 15 de febrero de 2010, se reportó uno en Uruguay​. Los estruendos sumados a los temblores llegaron a causar pánico.

¿Qué pasó en este momento entonces para su aparición? Los especialistas remarcan que el silencio que domina ahora las ciudades y regiones por la cuarentena obligatoria debido al coronavirus provocó que sea más fácil de percibir el cielomoto. Y que en lugares acostumbrados al alto grado de movimiento y contaminación sonora resultó una absoluta novedad.

En la última semana, personas de distintos países latinoamericanos, sobre todo de Argentina, publicaron videos en redes sociales que daban cuenta de extraños ruidos que provenían del cielo que se asemejaban a trompetas.

La gente, en medio de su imaginación, ha hablado de ‘fantasmas’ y ‘aliens’ como los culpables de los sonidos que invaden el firmamento. Otras, incluso, se han aventurado a opinar que se trata de una señal de que se aproxima el ‘juicio final’.

Sin embargo, para los ‘aventureros de hipótesis’ hay una explicación y es que este es un fenómeno que ya se ha presentado en otras partes del mundo y ya había sido hablado por distintos expertos. De hecho, generó un gran revuelo en el 2014, cuando ciudadanos de países como el Reino Unido y EE. UU. también compartieron videos de los sonidos.

Desde el 2011, David Hill, un científico del Servicio Geológico de EE. UU., había explicado que este fenómeno podía tener numerosas causas y que es relativamente común.

Por ejemplo, en las zonas costeras, donde la olas golpean con fuerza los acantilados y liberan pequeños cristales de gas metano que provienen del océano, el proceso de combustión que genera este fenómeno puede producir enormes estruendos debido al encuentro aparatoso de corrientes de aire frías y calientes.

El científico señaló que la precipitación de meteoritos también es un fenómeno natural que podría ayudar a comprender la repentina aparición de ruidos violentos en el cielo. “Los meteoritos que penetran en la atmósfera superior se convierten en meteoros, que pueden producir auges sónicos de intensidad variable”, aseguró.

Hill, además, resaltaba la incidencia que podían tener las actividades humanas en estos extraños ruidos. En ese mismo sentido, apuntó a que la ocurrencia de estos sonidos tiene una estrecha relación con el lugar en el cual se producen, por ejemplo, si se trata de regiones volcánicas o en las que se realizan ejercicios militares que podrían generar una gran contaminación auditiva.

Asimismo, medios de comunicación argentinos como ‘Clarín’ han apuntado a que el hecho de que las personas se encuentren en cuarentena produce que la contaminación auditiva se reduzca. Esto, a su vez, hace que la gente sea más sensible a los ruidos y se alarme con mayor facilidad ante cualquier tipo de sonido que, probablemente, se produce con frecuencia en condiciones norm

INFO/CLARIN

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: