UN PUEBLO QUE VOTÓ POR TRUMP CIERRA SUS INDUSTRIAS POR FALTA DE MANO DE OBRA MEXICANA

Ciudad de México, 16 de mayo (LaOpinión/SinEmbargo).- Una modesta comunidad de Maryland que votó abrumadoramente por Donald Trump ve como sus restricciones migratorias tienen en jaque a su economía local, debido a que no pueden contratar más a mujeres mexicanas, las cuales laboraban temporalmente en el lugar.

Hoopers Island es conocida por su industria del cangrejo y durante décadas ha confiado en un programa federal de trabajo estacional, conocido como visas H-2B, para mantener sus negocios a flote.

Esto ha permitido a los empleadores contratar extranjeros, en su mayoría mexicanas, para venir temporalmente a recoger carne de cangrejo, labor que genera mayoritariamente el sustento de esta comunidad costera, reportó NBC.

Sin embargo el límite de la administración Trump a las visas H-2B y un cambio del modelo que ahora pasó a una lotería en vez del orden de recibo de las solicitudes ha dejado a la isla sin el 40 por ciento de las visas que necesitan esta temporada.

“En este momento, estamos cerrados”, dijo “Estamos en modo de autopreservación”.

“No podemos operar de la manera en que vamos, he tenido que dejar que los camioneros se vayan. No necesito camioneros si no tengo el producto. Nos va a afectar hasta el punto de tener que cerrar por completo” dijo Morgan Tolley, gerente de AE ​​Phillips and Sons Seafood en entrevista con NBC News.

En 2016, Trump ganó fácilmente en el condado de Dorchester, que incluye Hoopers Island, en gran parte basada en su promesa de ayudar a las pequeñas empresas.

Mientras que la ciudad generalmente recibe 500 visas para recolectores de cangrejos, solo alrededor de 300 fueron aprobados este año.

“Hemos estado haciendo esto durante 25 años de la manera correcta, de la manera que el Gobierno quería”, dijo Tolley. “(Trabajadores temporales) no son una amenaza para la comunidad, gastan dinero en la comunidad y hacen sus actividades bancarias aquí. Así que para mí eso parece una situación de ganar-ganar”.

“No tengo estadounidenses que quieran hacer este trabajo”, dijo Brian Hall, el dueño de la empresa mariscos GW Hall & Sons, una de las pocas instalaciones en la isla que pudo asegurar suficientes visas H-2B este año.

Se espera que la administración Trump agregue alrededor de 15 mil visas H-2B este año debido a la alta demanda. Pero con la temporada de cangrejos ya en marcha muchos en Hoopers Island temen que, de tomarse las medidas necesarias, será demasiado tarde.

INFO. sinembargo.mx

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: