COVID-19: GUÍA PARA REDUCIR AL MÍNIMO EL RIESGO DE CONTAGIO EN NAVIDAD Y AÑO NUEVO

COVID-19: GUÍA PARA REDUCIR AL MÍNIMO EL RIESGO DE CONTAGIO EN NAVIDAD Y AÑO NUEVO

¿QUÉ TAN RIESGOSO ES CENAR CON OTRA BURBUJA? ¿CÓMO ACOMODAR LA MESA Y CUÁNDO EXISTE MÁS RIESGO DE CONTAGIO? SIGUE ESTAS MEDIDAS PARA REDUCIR AL MÍNIMO EL PELIGRO DE CONTAGIO EN NAVIDAD Y AÑO NUEVO.

2020 llega a su fin entre restricciones de movilidad y medidas de aislamiento en todo el mundo, y con ellas, empiezan las celebraciones de Navidad y Año Nuevo más atípicas en décadas. El panorama actual exige adaptarse y pasar esta temporada de fiestas de forma segura para reducir, al mínimo, la posibilidad de contagiarse de covid-19.

LA ESTRATEGIA DEL QUESO SUIZO: CÓMO DISMINUIR RIESGOS AL MÍNIMO CAPA TRAS CAPA

Cualquier plan para disminuir la probabilidad de contagio parte de la máxima de que ninguna medida es perfecta, y mientras exista contacto con personas que no vivan en casa, el riesgo es latente. De ahí que el objetivo permanente sea reducir al mínimo los factores que pueden propiciar un contagio.

Partiendo de este principio, el virólogo australiano Ian M. Mackay diseñó un esquema basado en lo que llama “la estrategia del queso suizo”, un modelo sencillo que explica cómo a través de la intervención con distintas medidas, es posible reducir los riesgos de contagiarse de covid-19.

medidas covid-19 navidad y año nuevo3
Foto: Muy Interesante

 

En él, las imperfecciones de cada medida individual se representan como agujeros en las rebanadas de queso suizo a través de los cuales puede colarse el virus. Por lo tanto, la única forma de reducir al mínimo la posibilidad de contagio es añadiendo más y más capas que al actuar juntas filtran el virus y evitan la propagación de Covid-19.

La estrategia del queso suizo comienza de izquierda a derecha con las responsabilidades personales como mantener un distanciamiento social, usar cubrebocas, lavarse las manos y estornudar o toser de etiqueta.

Cada una de estas acciones agrega capas de protección; sin embargo, el filtro se completa con las responsabilidades compartidas por el resto (incluido el gobierno y sistema de salud) como la realización de pruebas y el rastreo de contactos, la ventilación adecuada, el aislamiento de positivos, la información y apoyo del gobierno y, por último, la vacuna que comenzará a aplicarse en la mayoría de países antes de 2021.

Del escenario ideal a los más riesgosos:

El escenario ideal en el que el riesgo se reduce al mínimo es la cena de Navidad o Año Nuevo, cuando se reúnen únicamente las personas que viven bajo el mismo techo, que han cumplido con las medidas de higiene y que no han entrado en contacto con otras personas enfermas de covid-19, al menos en los últimos 15 días.

Año Nuevo y Navidad Covid-19

Foto: Getty Images

 

Y aunque la mayoría de gobiernos alrededor del mundo piden a sus ciudadanos quedarse en casa y compartir físicamente sólo con las personas que viven bajo el mismo techo formando una burbuja segura, otros más han optado por limitar el número de personas de dos familias distintas que pueden reunirse durante las fiestas.

Este esquema aumenta la posibilidad de contagios por el simple hecho de que las personas de una burbuja deben confiar enteramente en que el otro grupo toma todas las medidas para proteger su burbuja familiar.

Además, si previo a la Navidad y el Año Nuevo algún integrante de la burbuja se reúne con otra persona fuera de ella, se suma un punto más de riesgo a la ecuación. Para minimizarlo, la recomendación es quedar de verse en un lugar abierto (como un parque) con cubrebocas y distanciamiento social durante un espacio reducido de tiempo.

Foto: Getty Images

Si cada uno de  los participantes de cada burbuja llega a la cena de Navidad o Año Nuevo siguiendo todas las recomendaciones, el riesgo de contagio disminuirá; sin embargo, siempre existirá la posibilidad de que en los días previos hayan adquirido el virus y por lo tanto, no manifiesten síntomas o cursen la enfermedad asintomática.

A partir de este escenario, las demás alternativas (como reunirse con más de dos burbujas o celebrar con un grupo de personas más amplio) suponen un riesgo extra que debe estar contemplado antes de tomar una decisión.

Al margen de los escenarios anteriores, reunimos los consejos de expertos e instituciones de salud pública para saber cómo actuar durante la cena y al momento de las celebraciones para reducir al mínimo las posibilidades de contagio:

Durante la cena de Navidad o Año Nuevo

Foto: Muy Interesante

 

  • Al entrar, cada persona debe recibir gel desinfectante, lavarse las manos y mantener puesto el cubrebocas
  • Si es posible, mantener la distancia en la mesa y acomodar a los comensales en zig-zag, de modo que cada uno quede alternado y nadie quede frente a frente
  • A diferencia de un año normal, en esta ocasión lo mejor será asignar a una sola persona para que sirva al resto de los comensales, de modo que se limite tanto el movimiento alrededor de la mesa, como el acceso a la cocina o el sitio donde se encuentran los alimentos
  • Las charolas y platillos al centro de la mesa de los que todos los comensales se sirven deberán esperar tiempos mejores. La mejor opción es que la persona elegida para servir lleve cada plato servido de la cocina al comedor y evitar en medida de lo posible la circulación de los demás
  • La ventilación es esencial para reducir el riesgo de contagio. Una sala con ventanas abiertas y aire que circula reduce considerablemente la exposición al virus. Aún mejor si el clima lo permite y es posible organizar una comida al exterior
  • Evitar los brindis chocando las copas y las confusiones de vasos. Una vez que haya terminado la cena, los comensales deberán volver a usar cubrebocas

Evita acudir o ser el anfitrión de una cena de Navidad o Año Nuevo si tú o alguien en casa:

    Foto: Muy Interesante

 

  • Ha tenido covid-19 (o sospecha tener) y han pasado menos de 15 días desde la aparición de los síntomas y 48 horas sin fiebre
  • Tiene algún síntoma de covid-19
  • Está en espera de los resultados de una prueba de covid-19
  • Ha estado en contacto con una persona que resultó positiva en una prueba de covid-19

Si pones en práctica estas sugerencias y adaptas tu celebración a los escenarios más seguros, reducirás al mínimo la posibilidad de contagiarte de covid-19 en Navidad o Año Nuevo.

 

Info.MuyInteresante

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: